No, si al final Platón lo sabía

Claro la sociedad perfecta de Platón tenía un fallo: los esclavos.

En fin. Quizá falte un poco de filosofía. El pensamiento y la lógica escasean y parece que la canalizan los que no saben si los robots deberían pagar impuestos.

Los robots trabajan gratis para nosotros y no van a ser ellos precisamente los que deban encargarse de establecer el equilibrio. Únicamente deben ser una pieza clave de una sociedad perfecta ¿Impuestos? Claro que sí. Cuantos más robots tengas, más has de pagar. Eso está claro.

Pongamos por caso que trabajas en una fábrica y que comienzan a comercializar un humanoide que lo puedes hacer idéntico a ti. lo envías a trabajar. Evidentemente la empresa pagará y liquidará tus impuestos.
Si ponemos por caso que la fábrica compra robots con una capacidad productiva igual a la de los trabajadores que sustituye, evidentemente su ahorro no se ha de basar en los impuestos que deje de pagar, sino en lo que se ahorra de tu sueldo con respecto al mantenimiento de esa máquina.  Pero los impuestos por los rendimientos del trabajo, deben ser los mismos.

Ya no hay nada que rebatirle a Platón en sus teorías sobre la sociedad perfecta.

Así que, bienvenidos robots. A trabajar mucho.

Comparte